El Libro de Jeremias - download pdf or read online

By Jacques Briend; Nicolas Darrical (tr.)

Show description

Read Online or Download El Libro de Jeremias PDF

Similar bible study & reference books

Read e-book online The Apocrypha: Including Books from the Ethiopic Bible PDF

The variety of books within the Bible depends upon which Bible is being referenced. Protestant and Catholic church buildings realize 27 New testomony books. Protestants realize 39 books of the Jewish canon within the outdated testomony. Roman Catholics carry forty six books of the outdated testomony as canon, in addition to increased models of Esther and Daniel.

Download PDF by W. R. F. Browning: Oxford Dictionary of the Bible

This revised version is the main authoritative, obtainable, and up to date dictionary of the Bible to be had in paperback. in addition to offering worthy information regarding vital areas and personalities, it truly is relatively involved to expound the topics and doctrines of the Bible and to point their prestige within the mild of recent scholarship.

Extra resources for El Libro de Jeremias

Sample text

Uno de los criterios para señalar esos oráculos es que se' pronuncian para una colectividad a la que se interpela con los nombres de Jacob, Efraín o Israel. ). 15-20 constituyen oráculos estrictamente jeremianos. Si nos preguntamos por la época en que Jeremías pudo vislumbrar un¡:¡ salvación próxima para el Israel del norte, sólo puede tratarse de la época en que reinó Josías, el rey que intentó reconstruir el reino davídico aprovechándose de la debilidad del poder asirio. Esta esperanza no alcanzó más que una realización muy modesta y estos oráculos fueron introducidos con algunos otros en un conjunto que se fue enriqueciendo progresivamente.

No era eso lo que Intentaba Inutllmente hacer que comprendiera el profeta Ananlas? En esta misma carta, Jeremlas Invita a los desterrados a no confiar en los profetas que hay entre ellos En nombre de DIos el profeta declara que no han sido enviados por el Señor (v 8-9 cf V 15) Una vez mas Jeremlas se enfrenta con los profetas y sigue con su predlcaclon a pesar de las Incomprensiones que suscita Las perspectivas son las mismas SI dejamos aparte los v 16-20, que representan un añadido ausente en la verslon gnega, hemos de unir el v 15 con el v 21 A la obJeclon de los desterrados «El Señor nos ha nombrado profetas en BabIlonia» (v 15), el texto prosIgue con un oraculo sobre la suerte de dos JUdlOS, AJab y Sedeclas que profetizan en nombre del Señor (v 21-22) Jeremlas anuncia que los dos seran entregados al «rey de BabIlonia, que los hara ajustIcIar en vuestra presencIa» (v 21) Como consecuencia de su carta a los desterrados, Jeremlas se atrae los reproches de un tal Samayas, un desterrado, que escnbe al sacerdote Sofonlas que meta en la cárcel al profeta, por haber recomendado a los desterrados que se aSienten en Babilonia (v 24-28) Después de que el sacerdote leyo esta carta a Jeremlas, este envIo otro mensaJe a los desterrados anunciándoles la suerte que aguardaba a Samayas y a su familia (v 29-32) Como vemos por el resumen que acabamos de hacer, está claro el lugar que le corresponde al c 29 en el conjunto Jeremlas no cesa de tropezar con la oposlclon a su palabra tanto por parte de los desterrados como por parte de los que se quedaron en Jerusalen La obediencia a la palabra (Jr 34) Oespues del opusculo de la Consolaclon (Jr 30-33), vuelve la sene de relatos biográficos en Jr 34, donde no se habla ya de la oposlclon entre Jeremlas y los profetas Sin embargo, vuelve a surgir el tema de la palabra, que es fundamental en el libro de Jeremías En Jr 34, 1-7, el profeta dmge al rey Sedeclas un oraculo invitándole a someterse al rey de Babilonia, en caso contrano, SI no obedece a la palabra de DIOS, el rey sera capturado En este oráculo, Jeremlas Ignora la suerte exacta que Nabucodonosor reservará a Sedeclas (compárese con el texto de 2 Re 25, 7, Jr 39, 6-7, 52, 10-11) Y proclama la misma certidumbre politlca que expresaba ya Jr 27-28 A pesar de la gravedad de la sltuaclon, el rey no escuchara al profeta Es verdad que no hay nada en el texto que sugiera cierta Oposlclon pero el rey no hace caso de la palabra que le transmite Jeremlas en nombre de DIOS y esto es lo que cuenta a los oJos del redactor que organiza la sene de relatos El episodiO de la Iiberaclon de los esclavos (34, 8-22) Ilustra a su manera la falta de fidelidad, no ya a la palabra del profeta, SinO a una deClslon libremente tomada de liberar a los esclavos, hombres y mUJeres, que son realmente hermanos Apoyándose en Ot 15, 12-18, los habitantes de Jerusalen, sometidos al asediO de los babilOniOS, se hablan obligado baJO Juramento a dejar libres a sus esclavos, pero, una vez pasado el peligro, no respetaron su palabra El contexto hlstonco está claro poco después de comenzar el asediO (año 588), se decldlo liberar a los esclavos para aumentar el numero de defensores de las murallas o reforzar el grupo de combatIentes, cuando los babiloniOS levantaron el SitiO para Ir a luchar contra las tropas egipcias que venían a aUXiliar a los Judíos, estos se retractaron de sus promesas, lo cual se considero como un pecado contra DIOS (v 17 s) y una falta de fidelidad a la palabra dada Este episodiO es significativo SI los Judlos se muestran Incapaces de ser fieles a sus compromisos con DIOS, es eVidente que tampoco harán mucho caso de las palabras de un profeta enviado por DIOS 51 Los recabitas o la fidelidad a la palabra (Jr 35) Con el c 35 abandonamos el reinado de Sedeclas para volver al reinado de Joaquln El episodiO que se nos refiere, por fo que podemos dedUCir, debe situarse a finales del reinado de este monarca, en el momento en que los habitantes del campo acudieron a buscar refugiO a Jerusalén huyendo del ejérCito babilonio (600/599) El texto recoge un relato antiguo (v 3-11 18-19) que recIbIó en una época posterior una Introducclon (v 1-2) y un comentario revelador (v 12-17) loQué nos enseña este relato?

O(l aasta(lte 6S(J6Clal La COnt,','7UB- clan de Jr 38, 28b se encuentra en Jr 39, 3 14 Y este corto relato narra la Ilberaclon de Jeremlas, que reCibe de las autoridades babilOnias permiso para Ir y venir por donde desee Los v 1-2 resumen la histOria del asedIO de Jerusalen segun los datos de 2 Re 25, 1-4a (= Jr 52, 4-7a), mientras que los v 4-13 evocan de manera esquemática lo que OCUrrlO en Jerusalén después de abrirse una brecha en las murallas, abreViando la contlnuaClon del texto de 2 Re 25 (= Jr 52), pero estos verslculos no tienen eqUivalencia en la verslon griega Se observará Igualmente que Jr 40, 2-6 ofrece una versIón muy distinta de la liberación de Jeremlas, en donde el comandante de la guardia no vaCila en dar una Interpretacron teológica de la catástrofe que se abatlo sobre Judá "El Señor tu DIOS, anuncIo esta calamIdad contra esta cIUdad, el Señor lo cumpllo y ejecuto lo que habla dICho, porque hablals pecado contra el Señor" (40, 2-3) CUriosa declaraclon puesta en labios de un babIlOniO, pero que subraya mejor de esta forma el significado profundo de los acontecimientos Al lector le toca deCidir de la aceptaclon o no de esta Interpretaclon puesta en labios de un extranjero sobre la fe de Israel Después de recobrar la libertad de mOVimiento Jeremlas acude al lado de Godolias, hiJO de AJlcán, puesto por la autOridad babilonia al frente de las Ciudades de Judá El profeta espera VIVir entonces tranquilo en el pals de sus padres, pero no será aSI El asesinato de Godolías (Jr 40, 6-41, 18) En torno a Godolias se lleva a cabo la agrupaclon de todos los que se hablan quedado en el pals y de los que 54 hablan buscado refugio en los pueblos cercanos (40, 6 11) La politlca de Godolias, Identlca a la que había apoyado Jeremías antes del asedio de Jerusalén, se define con claridad «No temáis someteros a los caldeas, habitad en el pa/s, obedeced al rey de BabIlonia y os Irá bIen» (40, 9), pero no todos lo aceptan, entre ellos Ismael, que deCide matar a Godollas (41, 1 3) Este Ismael, Impulsado por Baahs rey de los amonitas, es de estirpe real (41, 1) e Intenta hacerse con el mando y la realeza, lo cual explica su captura de las princesas reales confiadas a la custodia de Godollas (41 10 cf 2 Sm 16 20-22) Despues del asesinato de Godollas, Ismael deCide dejar Mlspá llevándose a todos los que se encontraban alll pero es alcanzado por Juan un oficial del eJército, que le obliga a hUir a Aman abandonando a todos sus prisioneros Al no querer volver a Mlspá por miedo a una reacclOn de los babilonIOS, el grupo de fugitivos baJo las órdenes de Juan penso en dirigirse hacia Egipto El nombre de Jeremlas no se menciona en todo este asunto pero todo hace creer que el profeta figuraba entre las personas capturadas por Ismael en Mlspá y liberadas por Juan La marcha para Egipto o la última desobediencia (Jr 42-43, 7) Cuando pensaron en marcharse a Egipto, Juan y el grupo de sus acompañantes deCidieron consultar a Jeremlas para saber que conducta adoptar, comprometlendose a actuar segun la palabra que el Señor comunicara al profeta En esta ocaslon se subraya con fuerza la gravedad de este compromiso, recordando el relato anterior, el que se referla a la Iiberaclon de los esclavos (34, 8-22) Este relato tiene mayor peso todavla por el hecho de que el grupo que se formo en torno a Juan es considerado como el «resto de Juda» (42, 21519, 43, 5, cf 40 1115), de manera que la actitud que va a tomar ese «resto» adqUiere un carácter decIsIvo ¿Va a obedecer a la voz de DIos o no?

Download PDF sample

El Libro de Jeremias by Jacques Briend; Nicolas Darrical (tr.)


by Joseph
4.1

Rated 4.78 of 5 – based on 19 votes